Confesiones de un adicto al chocolate: Sí, soy adicto. Necesito mi dosis diaria de chocolate. Me encanta el chocolate negro, blanco y con leche, ya sea de caramelo, de mantequilla de maní o de ganache. Dado que es prácticamente un Comida saludable , No me siento mal por comerlo todos los días. Sin embargo, mi billetera me odia por este hábito ... Afortunadamente para todos nosotros, he encontrado chocolates baratos que satisfacen mi gusto por lo dulce. Di sayonara para gastar todo tu sueldo en chocolaterías artesanales y dirígete a tu supermercado local para comprar tu dosis de chocolate.



Trufas Lindt LINDOR

No sabe lo que realmente significa 'derretirse en la boca' hasta que prueba estas trufas. Lo que los hace especiales son la delicada cáscara de chocolate y el delicioso relleno que se derriten a diferentes temperaturas en la lengua. Elaborado mezclando chocolate líquido caliente en un proceso llamado conchado, cada trufa crea una experiencia de chocolate incomparable. Con tantos sabores que van desde el blanco básico y el extra oscuro hasta la stracciatella y el coco, seguramente te enamorarás de estos bocados deliciosos.



2. Cuadritos de chocolate Ghirardelli

Cada cuadrado envuelto individualmente tiene un relleno diferente: caramelo mantecoso, menta refrescante o frambuesa picante complementan el rico chocolate. Son excelentes para controlar las porciones como un pequeño refrigerio sabroso o para compartir con amigos y familiares.

#SpoonTip: Coloque los cuadrados de chocolate amargo en una tabla de charcutería con quesos, galletas saladas, frutas y nueces. La noche de la cita se hizo bien.



3. Dove chocolate

Suave, rico, lujoso. Estos pequeños chocolates son pequeños pero poderosos: el interior del envoltorio también tiene lindos mensajes inspiradores, lo que los convierte en el estimulante perfecto. Una vez que llegue el Día de San Valentín o la temporada navideña, compre una bolsa o dos de dulces con temas de temporada para que los invitados disfruten.

3. Barritas de chocolate Alter Eco

Estas barras de fabricación suiza no solo son oscuras y deliciosamente suaves, sino que la compañía también produce chocolates con granos de cacao orgánico provenientes de granjas sudamericanas que están restaurando la selva tropical y empoderando a los agricultores locales. Ven por los sabores exóticos (crujiente de quinua o sal y malta) y quédate por el impacto increíble.

4. Chocolate surtido Russel Stover

¡No necesitas Godiva cuando tienes a Russell Stover! Estos surtidos de chocolate realmente le brindan el mejor rendimiento por su inversión: cada caja viene con una amplia variedad de chocolates, que van desde rellenos de frutas hasta crujientes. El aspecto lujoso de la caja y los intrincados diseños del chocolate hacen que estos chocolates baratos parezcan mucho más caros de lo que son.



#SpoonTip: Coge a un amigo, prueba algunos y encuentra tus favoritos mientras bebes un vino tinto barato pero delicioso .

5. Chocolates de avellana Ferrero Rocher

¿Quién dice que los chocolates baratos no se pueden envolver en oro? Una avellana entera rodeada de crema de avellanas se envuelve en una fina cáscara de oblea y luego se baña en chocolate con leche y avellanas trituradas. Si te gustan las texturas y los sabores complejos, estos te encantarán. Si te gusta Nutella, te encantarán estos. Si eres humano, te encantarán estos. Básicamente el paraíso del chocolate completo.

Con estos chocolates baratos que tienen un sabor increíble, es totalmente asequible (y aceptable) incorporar el chocolate a su dieta diaria, como bocadillos o postres después del desayuno, el almuerzo o la cena.