El ajo es mi comida favorita. Ahí lo dije. Amo el ajo, y cualquiera que me conozca bien sabe que esto es cierto. Cuando pensaba sobre qué escribir, no podía quitarme el ajo de la cabeza. No hay nada que se compare con el olor de esta verdura similar a una hierba asándose en el horno o con el sonido de la misma chisporroteando en una sartén. A decir verdad, si una receta requiere 3 dientes de ajo, agrego 6. Puede ser extraño decir que el ajo me inspira, pero para ser honesto, no hay nada más impresionante para mí que el potencial de un ingrediente tan simple.



No es solo una coincidencia que el ajo sea un alimento básico en la mayoría de las cocinas culturales, es así de bueno. Aquí no hay sustitutos, el ajo es único y tiene una ventaja como ninguna otra. Incluso los cocineros más aficionados pueden desarrollar un sabor profundo a partir del ajo a través de técnicas básicas de cocción. No estoy muy seguro de si es el sabor profundo y fuerte lo que realmente disfruto o la gran cantidad de beneficios nutricionales que contiene, pero todo lo que puedo decir es que soy el mayor fanático del ajo. Así que aquí tienes una carta de amor al ajo.



Anatomía del ajo

Nicolette Schnettgoecke

Pero antes de entrar en detalles sobre cómo usar el ajo, analicemos qué es realmente el ajo. ¿Es una verdura? ¿O quizás una hierba? Después de hacer mi investigación, aprendí que el ajo no es un vegetal ni una hierba, sino más bien un miembro de la familia de lirios . La familia de los lirios también incluye alimentos comunes como la cebolla, los chalotes y los puerros. El ajo es un bulbo que crece bajo tierra. El bulbo desarrollado se llama cabeza que contiene de 10 a 20 secciones individuales llamadas dientes. Cada diente tiene un envoltorio similar al papel que rodea el exterior que no es comestible y se quita antes de comer.



que pasa si comes demasiado hielo

Formas de preparar el ajo

ajo, verdura

Sarah Schuette

Las formas de picar, cocinar y preparar el ajo son diversas: en rodajas finas a lo largo y doradas hasta que estén doradas con la parte posterior de su cuchillo y agregue a las salsas y guisos asados ​​en el horno a la perfección dorada, incluso si se comen crudos si eso le apetece.

Asar el ajo es tan simple como mantener intacta la cabeza del ajo, cortar aproximadamente ¼ de pulgada de la parte superior de la cabeza para exponer los dientes en el interior, rociar con aceite de oliva y colocar en un horno a 400 ° F durante 40 minutos.



¿Se supone que el yogur griego tiene un sabor agrio?

Nicolette Schnettgoecke

#spoontip: El ajo asado adquiere un sabor a nuez, parecido al caramelo que se extiende como mantequilla y se puede usar como tal. ¡Tuesta tu pan favorito, esparce el ajo asado encima y disfrútalo!

Si decide comer ajo crudo, úselo con precaución porque el ajo tiene un sabor fuerte, aromático y picante. Estos componentes del ajo pueden agregar esperma a los aderezos para ensaladas o incluso ayudar a prevenir síntomas de resfriado . También puedes picar el ajo finamente y saltearlo rápidamente en aceite, lo que te dará pequeñas pepitas crujientes de sabor que amplificarán cualquier plato. El ajo aporta más que solo sabor, proporciona una amplia gama de beneficios de la salud también.

cómo enrollar sushi sin estera de bambú

Los beneficios nutricionales

Nicolette Schnettgoecke

Los beneficios para la salud del ajo provienen del compuesto químico, alicina que contiene. Los estudios han demostrado que la alicina regula los efectos de la toxicidad química en el cuerpo. Además, el ajo ayuda a prevenir cánceres, aliviar la inflamación y aumentar la síntesis de proteínas. Nuevo fitoterapia La investigación también sugiere que con más ensayos clínicos, el ajo puede introducirse como un antídoto universal contra los agentes tóxicos.

Dónde conseguir ajo

ajo, agarrar, tienda, granjero

Caroline Ingalls

El ajo es muy accesible, su tienda de comestibles puede proporcionar cabezas de ajo enteras para aquellos que son ambiciosos, ya que están pelados o cortados en cubitos en un frasco para mayor comodidad, o incluso en hojuelas secas o en polvo. Dependiendo de cómo planee usar su ajo, determinará su elección de producto de ajo. Si planea asar el ajo, las cabezas de ajo enteras funcionan mejor porque el revestimiento natural de los dientes ayuda a mantener la humedad y el sabor mientras se cocina. Las cabezas de ajo enteras se pueden encontrar en la mayoría de las tiendas de comestibles y en los mercados de agricultores locales.

son demasiadas nueces malas para ti

Sin embargo, si está en un aprieto, ¡no se avergüence de usar el ajo precortado de un frasco! Los aceites con infusión de ajo también están ganando popularidad y son una forma sencilla de agregar sabor rápidamente. Con todo, cualquier forma de ajo que pueda conseguir es el primer paso para agregar un básico a su despensa.

Escribir una carta de amor al ajo puede ser un poco exagerado, pero el ajo me ha enseñado a apreciar los alimentos simples y el sabor que se desarrolla a partir de las técnicas básicas de cocina. Ya sea que esté asando o salteando, cortando en cubitos o aplastando, usando dientes de ajo o ajo en polvo, inspírese con la magia del ajo. Reduzca la velocidad mientras cocina, admire los olores y los sonidos, y agregue más ajo porque ¡un diente nunca es suficiente!